martes, agosto 08, 2006

La vida segun Homero 3

Mi Amo echa de menos al Flaquito Chascón. Yo estoy flaco también, ¿qué tiene entonce ese bípedo que no tenga yo? Ah ya se... es chascón. Bueno, por eso cada vez que Mi Amo me cepilla el pelo me pego una sacudida para quedar igual de chascón que su amigo. No me resulta tal cual, pero no es por falta de méritos. El Flaquito se ayudaba con esa especie de turbina que bota aire caliente y que pasaba por su cabeza todas las mañanas. A mi sólo me han peinado con ese adminículo una vez que el Amo me llevó al veterinario. ¡¡¡Ni les explico la verguenza que pase frente a otros perros!!! Me tuvieron cerca de dos horas sobajeándome y echandome unas espumas fétidas... no sé como los humanos aguantan esos olores!!! y dicen más encima que uno anda fuerte de aromas!!!

Bueno, a pesar de ello, Mi Amo me saca a pasear todas las noches. Es re-entretenido. Lleva mi pelota y jugamos a lanzarla, yo la voy a buscar y la traigo de vuelta. Este juego es genial!! ¿porqué los humanos no lo practican entre ellos?

En fin. En cada paseo conozco nuevos amigos. Parece que los demás perros son como sus amos. Fíjense que el Moncho tiene una dueña igual de culona que él; la Clarita es entera de geis igual que sus amas; la Paloma es igual de flaca, larga y antipática que su amo; la Bella, bueno de bella no tiene nada y digamos que su amo es igual de linrrriii. Pero hoy, apenas llegué al parque de la Universidad donde estudian los bípedos conocí a una hembra medio tenebrosa... usaba collar de cuero como con puas y hebillas, era flaca, de marcados ojos negros y agitaba su cola poniéndola a propósito frente a mi naríz. ¿Qué pretendía? Yo salte y ldaré un poco a ver si se entusiasmaba a jugar conmigo, pero se acercaba a Mi Amo justo al lado del bolsillo donde guardaba mis galletas. Me pregunto si era nuevo en el barrio... le dije que si; me preguntó si salia a caminar con Mi Amo todas las noches... le dije que si; me preguntó si conocía otras perras... le dije que no; entonces me preguntó si le gustaba su olor... le dije que era extraño pero que no me desagradaba... ella me respondió que ese aroma solo le gusta a los perros recios y viriles, mientras agitaba su cola y sus pestañas... Mi Amo me llamaba desde el otro lado del "lawn" y tuve que ir (asi me enseñaron por lo menos) Y esta nueva amiga nos siguió... era muy extraña... seguía moviéndo su cola y giraba al rededor mio como mostrando sus sentaderas... de ahí emanaba ese olor que tanto me atraía...

Después empezó a llover y Mi Amo corrió por el pasto hasta nuestro edificio. Jajajajaj La última vez que Mi Amo corrió por el pasto conmigo se cayó sobre el barro porque me cruce por delante de él... jejejeje El Falquito Chascón se reía mucho de los dos... ¿qué se imagina el Flaco ese si el juego era entre Mi Amo y yo? En fin, cada vez que Mi Amo me acerca el teléfono para que yo lo escuche me alejo y le ladro desde Mi Futón, porque si le demuestro algo de cariño capáz que venga y yo ya no pueda dormir en la cama de Mi Amo.

Ahora sigue lloviendo, y mientras Mi Amo escribe sobre esos cuadraditos vacios que aparecen en el diario -esa mala costumbre de escribir sobre el diario formando palabras la aprendió con el Flaco Chascón, debo quitársela antes de que disminuya los tiempos de mis paseos por hacer esas leseras- prendí su computador. Me dió sueño... asi que cerraré esta cosa e iré a Mi Futón a dormir mientras Mi Amo termina de hacer esas tonteras en el diario en el comedor.

Afuera sigue lloviendo, asi llaman los humanos al agua que cae del cielo.

2 Comments:

At 3:16 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me entretengo cuando leo tu blog bueno y eso.. que estes bien
yo...

 
At 9:19 a. m., Anonymous Anónimo said...

este articulito esta muy divertido pollito ... te felicito.
bss.

paito

 

Publicar un comentario

<< Home